Inversión Contraria en Bitcoin y Criptomonedas

Inversión Contraria en Bitcoin y Criptomonedas

Hoy quería compartiros un concepto que a primera vista puede parecer contra-intuitivo, pero que es la verdadera clave para tener éxito como inversor. Os comparto el artículo de Investopedia sobre el tema. Investopedia lo ilustra con ejemplos de la inversión tradicional, yo añadiré los ejemplos con criptos.

Cuanto peores parecen las cosas en el mercado, mejores son las oportunidades para que el beneficio esté en la inversión contraria

A Baron Rothschild, un noble británico del siglo XVIII y miembro de la familia de banqueros Rothschild, se le atribuye haber dicho que “el momento de comprar es cuando hay sangre en las calles”.

Él debe saber. Rothschild hizo una fortuna comprando el pánico que siguió a la Batalla de Waterloo contra Napoleón. Pero esa no es toda la historia. Se cree que la cita original es “Compre cuando hay sangre en las calles, incluso si la sangre es suya”.

En otras palabras, comprar cuando esto pasa…

Resultado de imagen de biggest bitcoin crashes

Naturalmente es absurdo pensar que puedes comprar en el punto más bajo del “crash”, nadie tiene una bola de cristal, pero no hace falta apurar, si hubieras comprado suficiente bajo en cualquiera de esas situaciones, hubieras tenido mejor ganancia que el 95% de los inversores…pero pocos compran cuando hay sangre en las calles y menos cuando la sangre también es tuya. Por eso siempre aconsejo tener un presupuesto para invertir en criptomonedas y no invertirlo todo de una vez, ya que de hacer esto, cuando lleguen los crashes estarás 100% invertido y no podrás aprovechar las caídas de precio.

La mayoría de la gente solo quiere ganadores en sus carteras, pero Warren Buffett advirtió que “pagas un precio muy alto en el mercado accionario por un consenso alegre”. En otras palabras, si todos están de acuerdo con su decisión de inversión, probablemente no sea buena.

Yendo contra la muchedumbre

Los contrarios, como su nombre lo indica, intentan hacer lo contrario de la multitud. Se entusiasman cuando una empresa, por lo demás buena, tiene una caída aguda, pero inmerecida, en el precio de las acciones. Nadan contra la corriente y suponen que el mercado suele ser incorrecto en sus mínimos y máximos extremos. Cuantos más oscilen los precios, más equivocados creen que está el resto del mercado.

Un inversor contrario cree que las personas que dicen que el mercado está subiendo lo hacen solo cuando están totalmente invertidos y no tienen más poder adquisitivo. En este punto, el mercado está en un pico; cuando las personas predicen una desaceleración, ya se han agotado, y en ese momento el mercado solo puede subir.

Los malos tiempos permiten buenas compras

Los inversionistas contrarios históricamente han hecho sus mejores inversiones en tiempos de agitación del mercado. Durante el colapso de 1987 (también conocido como “Black Monday”), el Dow cayó un 22% en un día en los Estados Unidos. En el mercado bajista de 1973-74, el mercado perdió un 45% en alrededor de 22 meses. Los ataques del 11 de septiembre de 2001 también provocaron una caída considerable del mercado. La lista sigue y sigue, pero esas son ocasiones en que los contrarios encuentran sus mejores inversiones.

En el mercado bajista que duró entre 2013 y 2016, los inversores tuvieron la oportunidad de comprar Bitcoin por debajo de 500$ una absoluta ganga si consideramos los 7500$ por unidad actuales…pero solo los contrarios compraron, los demás pensaban que Bitcoin había “muerto”

El mercado bajista de 1973-74 le dio a Warren Buffet la oportunidad de comprar una participación en The Washington Post Company, una inversión que posteriormente ha aumentado en más de 100 veces el precio de compra, sin incluir los dividendos. En ese momento, Buffett dijo que estaba comprando acciones en la compañía con un descuento profundo, como lo demuestra el hecho de que la compañía podría haber “vendido los activos (del Correo) a cualquiera de los 10 compradores por no menos de $ 400 millones, probablemente de manera apreciable. Más.” Mientras tanto, la Washington Post Company tenía solo una capitalización de mercado de $ 80 millones en ese momento. En 2013, la compañía fue vendida al fundador y CEO multimillonario de Amazon, Jeff Bezos, por $ 250 millones en efectivo.

Después de los ataques terroristas del 11 de septiembre, el mundo dejó de rodar por un tiempo. Supongamos que en este momento ha realizado una inversión en Boeing (BA), uno de los mayores constructores de aviones comerciales del mundo. Las acciones de Boeing no tocaron fondo hasta aproximadamente un año después del 11 de septiembre, pero a partir de ahí, aumentaron más de cuatro veces en valor en los próximos cinco años. Claramente, aunque el 11 de septiembre agrió el sentimiento del mercado sobre la industria de las aerolíneas por bastante tiempo, aquellos que hicieron su investigación y estuvieron dispuestos a apostar que Boeing sobreviviría fueron bien recompensados.

También durante ese tiempo, Marty Whitman, gerente del Third Avenue Value Fund, compró bonos de K-Mart antes y después de solicitar la protección por bancarrota en 2002. Solo pagó cerca de 20 centavos por cada dólar de los bonos. Aunque por un tiempo pareció que la compañía cerraría sus puertas para siempre, Whitman fue vindicada cuando la compañía salió de la bancarrota y sus bonos fueron canjeados por acciones en el nuevo K-Mart. Las acciones subieron mucho más en los años posteriores a la reorganización antes de ser absorbidas por Sears (SHLD), con buenas ganancias para Whitman.

Sir John Templeton dirigió Templeton Growth Fund de 1954 a 1992, cuando lo vendió. Cada $ 10,000 invertidos en acciones clase A del fondo en 1954 habría crecido a $ 2 millones en 1992, con dividendos reinvertidos, o un rendimiento anualizado de aproximadamente 14.5%. Templeton fue pionero en la inversión internacional. También era un inversor contrario serio, comprando en países y compañías cuando, de acuerdo con su principio, llegaron al “punto de máximo pesimismo”.

Como ejemplo de esta estrategia, Templeton compró acciones de todas las compañías públicas europeas al comienzo de la Segunda Guerra Mundial en 1939, incluidas muchas que estaban en bancarrota. Lo hizo con dinero prestado para arrancar. Después de cuatro años, vendió las acciones por una ganancia muy grande.

Los riesgos de la inversión contraria

Mientras que los inversores contrarios más famosos ponen en juego grandes cantidades de dinero, nadan en contra de la corriente de la opinión común y salieron en la cima, también investigaron seriamente para asegurarse de que la multitud estuviera realmente equivocada. Entonces, cuando una acción cae en picado, esto no lleva a un inversionista contrario a realizar un pedido inmediato, sino a averiguar qué ha hecho bajar la acción, y si la caída en el precio está justificada.

Esta es la clave, por eso cuando el precio de Bitcoin baja y se oye por los foros: “Buy the Dip!!” (¡Compra la bajada!) es momento de investigar, no de tomar acciones impulsivas, ya que la bajada de precio puede ser justificada y estar lejos de acabar

Averiguar qué acciones en dificultades comprar y vender una vez que la empresa se recupere es la principal jugada para los inversores contrarios. Esto puede llevar a que los valores devuelvan ganancias mucho más altas de lo habitual. Sin embargo, ser demasiado optimista en las acciones promocionadas puede tener el efecto contrario.

Conclusión

Si bien cada uno de estos inversionistas contrarios exitosos tiene su propia estrategia para valorar inversiones potenciales, todos tienen una estrategia en común: dejan que el mercado les traiga los tratos, en lugar de perseguirlos.

Distinguir un buen proyecto de criptomonedas de un fraude puede significar la diferencia entre hacerte de oro o perder todo lo que tienes…¿Por dónde empezar en este nuevo mundo de las criptomonedas hoy? ¿Qué tal por aquí?

Deja un comentario

Cerrar menú

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies